Las métricas imprescindibles para medir el éxito de tu estrategia de marketing digital

 

Hoy en día, cualquier estrategia de negocio debe ser pensada en clave digital. También en el sector del fitness, los profesionales deben saber que sus usuarios pasan muchas horas al día pendientes de sus dispositivos móviles, del mail, de las redes sociales y de las interacciones  en clave de “me gusta” o comentario.

Las pantallas ya hace tiempo que han capturado la atención de nuestros potenciales clientes, y hemos de asegurarnos que nuestros productos y servicios se hacen visibles a sus ojos. En Eshi ya hemos hablado antes sobre la mejor manera de mostrarse en las redes sociales o sobre cómo aprovechar el marketing digital para impulsar vuestro negocio, pero hoy queremos repasar cuáles son los indicadores clave de que estáis haciendo las cosas bien.

Peter Drucker, uno de los grandes gurús del mundo de los negocios y autor de más de 35 libros, ya decía que  “Lo que no se puede medir no se puede controlar; lo que no se puede controlar no se puede gestionar; lo que no se puede gestionar no se puede mejorar.”

 

La importancia de los KPI’s

 

Así que, Tan importante como tener una buena estrategia de marketing digital, conocer las distintas herramientas y crear contenidos de calidad que capten el interés de nuestra audiencia, es la capacidad de medir el éxito de nuestras acciones. 

Como profesionales del ejercicio físico, si estás trabajando tu estrategia de marketing, no pueden faltar los KPI’s (Key Performance Indicators por sus siglas en inglés o Indicadores Clave de Negocio) que nos permiten realizar un seguimiento eficaz del rendimiento que estamos obteniendo.

Trabajar con estos indicadores, que te ayudarán a medir el coste de tus campañas, tus beneficios y lo que te cuesta adquirir cada cliente, es la forma más fácil de visualizar el éxito de tus acciones, o en otras palabras, poder demostrar tu ROI (Return on Investment o Retorno de la Inversión).

En vez de KPI’s, en el mundo del marketing en ocasiones hablamos de métricas, ya que al fin y al cabo, todos los indicadores que usemos van a ser numéricos. La pregunta que se plantea ahora es: 

¿Qué métricas debemos tener en cuenta?

 

Podemos utilizar multitud de métricas para medir nuestros esfuerzos de marketing, y aunque adentrarse por primera vez en este mundo pueda resultar algo confuso, por la cantidad de siglas y fórmulas que existen, es recomendable empezar por los KPI’s “estrella” que utilizan la inmensa mayoría de profesionales. 

A continuación os presentamos 4 métricas que os pueden ayudar a comprender mejor vuestras evoluciones en el marketing digital

 

  1. Tasa de conversión

Atraer clientes es una cosa, y que los potenciales clientes realicen las acciones que esperamos es otra. Conocer el porcentaje de leads que “convierten” nos permite saber si el mensaje que usamos es el adecuado, si nuestra oferta de servicios es la correcta y si nuestra plataforma (sitio web o redes sociales) ofrece al potencial cliente una buena experiencia.

Si utilizas formularios para recoger datos de tus potenciales clientes o les estás ofreciendo un material gratuito que pueden descargarse de tu página, podrás obtener esa tasa de conversión, dividiendo el número de leads que realizaron la acción que esperabas entre el número total de visitas a tu página y multiplicando el número obtenido por cien

 

  1. Coste de Adquisición del Cliente o CAC

El coste de adquisición del cliente o CAC es un indicador que mide el coste medio que inviertes para hacer que un cliente potencial se convierta en un nuevo cliente.

El CAC permite visualizar cuánto dinero has utilizado en capturar cada uno de esos nuevos clientes. Puedes realizar esta medición una vez al mes por ejemplo, pero también cada tres meses y de forma anual, para ayudarte a tener una mejor perspectiva de tu evolución.

 

  1. Ratio del ciclo de vida del cliente (en inglés, LTV o Life Time Value) entre CAC

Seguramente habrás oído hablar muchas veces del famoso “ciclo de vida” de tus clientes, que no es otra cosa que medir el valor que nos aporta cada cliente en el tiempo. Relacionar su ciclo de vida con el coste de adquisición nos permite estimar el valor total que recibes cada cliente, comparado con lo que has invertido para conseguirlo. 

Esta métrica es importante, ya que nos indica el margen bruto que puede generar un cliente desde el comienzo de su ciclo hasta que finaliza.

Cuanto más alto es el LTV/CAC, significa que tus esfuerzos de marketing y ventas están generando más ROI. Sin embargo, que este ratio sea demasiado alto, significará que siempre tendrás que estar invirtiendo para atraer nuevos clientes. Invertir más en marketing y ventas reducirá el LTV/CAC, pero te permitirá crecer más rápido.

 

  1. Tiempo de recuperación de la inversión CAC

Esta métrica te indica el número de meses que necesitas para recuperar el dinero invertido en CAC.

En modelos de suscripción mensuales o anuales, lo habitual es esperar tener un retorno de la inversión inferior a doce meses. Pero lógicamente, cuanto más corto sea este periodo de recuperación de la inversión, antes empezarás a ganar dinero con esos nuevos clientes.

¿Crees que estas métricas pueden ayudarte a medir tu rendimiento? ¿Ya las tenías en cuenta? ¿Vas a utilizarlas en tu negocio?

Si quieres conocer más claves para dominar el marketing digital, descárgate nuestro Ebook.


Entradas recientes